Giorgio Armani siempre se inspiró en “the golden hour”, el momento en el día cuando se pone el sol, cuando la luz se transforma de radiante a suave y cálida, dejando hermosas sombras detrás.

 

Este perfume encapsula toda la luminosidad de la naturaleza, transparente, luminosa y definitivamente muy femenina.

 

Una fragancia floral luminosa, creada alrededor de un duo chispeante de Jazmín y Gardenia, notas de madera verde y escencia de cedro.

 

Notas de entrada

Esencia de bergamota

Absoluto de Jazmín Sambac

 

Notas de corazón

Gardenia

 

Notas de salida

Maderas cálidas